SOBRE ÁNGELES ABELLA

 

PINCELADAS DE QUIÉN SOY…

Si preguntas por mi trayectoria profesional, te confieso que sigo siendo una humilde aprendiz de la VIDA, que me maravillo y me inclino ante todo lo delicado.

Soy maestra por vocación y pedagoga por la responsabilidad que eso conlleva. Licenciada en Ciencias de la Educación por la especialidad de Orientación Educativa.

Llevo 30 años formando parte del cuerpo de profesores docentes  de  Educación Infantil y Primaria, colaborando en diversos entornos y proyectos educativos en varias provincias de España.

He recibido formación en diferentes ámbitos de la sanación y del tratamiento de la energía porque, el ser humano en todas sus manifestaciones, profundamente me apasiona.

Llevo años dedicándome al estudio y al conocimiento del comportamiento humano. Y es que la energía divina y todo lo que milagrosamente sucede en la VIDA, es una de mis sagradas pasiones.

En la actualidad participo en varios proyectos humanitarios, compaginando esto con las actividades docentes y alternativas a las que me he referido anteriormente.

Vivo para aprender de ello cada día y sueño con poder compartir con el mundo TODO lo que SOY y SIENTO en lo profundo de mi corazón.

ESPERO...

… Y deseo, profundamente, compartir con el mundo entero todo el AMOR que siento en mi CORAZÓN por el ser humano y por toda forma de VIDA que late y siente…

Los años vividos y los aprendizajes que sigo integrando día a día me conducen por un sendero de TRANSFORMACIÓN PROFUNDA y del que os hablo en Mis Libros.

Desde la sencillez con la que comienzo Este Camino y desde la entrega que siento profundamente, bienvenidos a este sendero en el que mi manera de ver la VIDA nos puede ayudar a TODOS, para que el DIOS que Somos, brille como verdaderamente merece.

Desde la Luz que YO SOY…

Con todo MI AMOR.

ALMA DE NIÑA

La risa, el juego y la espontaneidad son mis grandes compañeros de Camino y me siguen ayudando a crecer cada día ante las maravillas que me ofrece la Vida.

Conviven en mi Corazón mi alma Sabia, mi alma Guerrera y mi alma de Niña, y se abrazan, cada día, para manifestar y ofrecer lo mejor de mí.

Bendigo lo que Vivo y todas y cada una de las oportunidades que me brinda la Vida para renacer.